Bambú en Bosque de Paz Print E-mail

Bambusa tuldaBambú es el nombre general de más de 1 200 especies de esta gramínea gigante que existen en el mundo. Se puede encontrar la mayor cantidad de bosques de bambú en China, Japón, y la zona Este y Sureste de Asia. Pero también se encuentra en el Norte de Australia, India, la parte sub-Sahara de África y las regiones tropicales de América.  

Bosques de bambú son muy diferentes de los bosques forestales de madera, especialmente en cuanto al ciclo de crecimiento de los bambúes.

Desde hace muchos siglos, bosques de bambú fueron explotados por los humanos como fuente de alimento y material de construcción, y aún siguen siendo utilizados con los mismos propósitos en la actualidad, especialmente en Asia y Suramérica tropical.

Además de su importancia material, los bosques de bambú tienen un valor cultural simbólico en países como China y Japón. En China, el bambú es el símbolo de la longevidad, y jardines de bambú son muy comunes en los templos Budistas. En la religión Shinto de Japón, los bosques de bambú a menudo son el lugar de santuarios y altares, ya que se cree que los bosques de bambú desvían los malos espíritus.

Bambú es una importante fuente de alimento: los nuevos retoños de diferentes especies de bambú forman parte de la dieta diaria de millones de personas en los países Asiáticos.

Bambusa vulgaris

El ciclo de desarrollo de los bosques de bambú.


Mientras que los bosques de madera demoran cientos de años en formarse, los bosques de bambú crecen muy rápido y pueden producir plantas enteramente maduras, cuales tallos llegan a una altura de 25 a 30 metros, dentro de 3 a 8 años.

La razón principal es que bambú no pertenece a la familia de los árboles, sino es un tipo de hierba gigante. Plantas de bambú crecen a su altura y diámetro máxima dentro de un solo ciclo de crecimiento que dura tres a cuatro meses. Después que un tallo se muere, se cae y de inmediato será reemplazo por un nuevo retoño. Cada retoño consecutivo que sale del sistema radicular de la planta, será más grueso y más alto que el anterior. Alcanzará su potencial completa dentro de un solo ciclo de crecimiento.

La variedad Suramericana de bambú en Ecuador: la Caña Guadúa


Guadua angustifoliaLa variedad que mejor se conoce en America Latina es la Caña Guadua (Guadua angustifolia), una de las 16 especies recomendadas por INBAR (La Red Internacional de Bambú y Rattán) para obras estructurales. Lastimosamente, por la tendencia a “modernizar” y considerar los elementos de la naturaleza como inferiores, la guadúa no es apreciada. En muchas partes de Ecuador se destruyeron los guaduales como si fuera maleza, para ampliar las áreas agrícolas y ganaderas.

El bambú ofrece una excelente alternativa económica y ecológica para el uso de la madera cuyo precio subirá a un nivel altísimo en los próximos años, por la indiscriminada deforestación a nivel mundial. Esta planta es de rápido crecimiento y se puede cosechar los primeros tallos a los ocho años.

 

Usos del bambú 


Bambú tiene muchos usos: construcción de casas y muebles, andamios, puntales, artículos utilitarios y en la producción de esteras y canastas, laminados, paneles, tablillas, pisos, entre otros.

Además, el bambú brinda un distinguido servicio ambiental como protección de fuentes de agua (reforestación de cuencas hidrográficas), barreras contra la erosión y los deslizamientos de suelos (ancla el suelo con sus raíces).




Las variedades de bambú plantadas en Bosque de Paz.

 

 Bambusa vulgaris (bambú Chino amarillo-verde)

Phyllostachys pubescens (bambú moso de China)

Dendrocalamus asper </span>(bambú gigante)

Phyllostachys nigra

Dendrocalamus latiflorus

Phyllostachys aurea


Dendrocalamus longispiculata

Guadua angustifolia (variedades con espinas y variedades sin espinas)

Dendrocalamus oldhamii

Guadua angustifolia bicolor

Bambusa tulda (bambú de la India)


Guadua aculeata

Bambusa ventricosa

   

Las variedades subrayadas están de venta en Bosque de Paz 


Desde 1997, un gran número de bambúes de diferentes especies fueron plantados en la orilla del Río Guallupe. Se proyecta la plantación de 10 nuevas especies en los próximos años, para llegar a un bosque denso para el año 2014.

El Jardín Botánico con su colección de bambúes está abierto al público.