Conservación de suelos en laderas con Vetiver Print E-mail

concepto vertical El concepto ´vertical´ o ´loma abaj, aplicando prácticas agrícolas inapropiadas.

El agricultor aprovecha el poco espacio que tiene, cultivando de canto a canto, vertical con  la pendiente y eliminando toda la vegetación. Con las lluvias se arrastra la capa fértil formándose grietas en el suelo, empobreciendo el suelo cultivable e incrementando el flujo de sedimentos hacia las partes bajas. 

  

 

 Image Cultivo de frejól en un terreno con una inclinación de más de 30 grados, sin ninguna precaución contra la escorrentía (Ecuador) 


El concepto ´horizontal´. Con la plantación de barreras de Vetiver, perpendicular a la pendiente, se evita el desgaste del terreno. Adicionalmente, la introducción de otras especies de vegetación (preferible árboles fijadores de nitrógeno) al margen del terreno, ayuda a reestablecer el equilibrio biológico en el terreno y su alrededor.  

  Image  

fuente: www.vetiver.org

 

 

  


 

La introducción de barreras de Vetiver (y otras plantas) en un cultivo requiere de un giro de 180 grados en la mente del agricultor, ya que se debe sacrificar una parte del terreno a la instalación de barreras que no son productivas. Tampoco no se nota la ventaja del Vetiver a corto plazo.

Es necesario entregar el máximo de información al agricultor para que entienda el beneficio de la conservación de suelos a largo plazo. Vetiver es meramente un eslabón en la restauración y la agroforestería.

 

 

las barreras del Vetiver combinan perfectamente con un cultivo
Corte transversal de dos barreras de Vetiver. Las hojas y tallos del Vetiver frenan el escurrimiento del agua cargado de limo en el punto A. El sistema radicular esponjoso de Vetiver fija el suelo hasta una profundidad de tres metros. Gracias al sistema radicular vertical y a la ausencia de estolones, las barreras de Vetiver no afectan al cultivo.