Las características de Vetiver Print E-mail

1. Plantada en hilera forma una barrera espesa que retiene la escorrentía. En la parte encima del suelo, constituye un cerco de hojas tiesas y tupidas. En la parte subterránea, forma un sistema radicular fuerte y fibroso que penetra hasta una profundidad de 2 a 3 metros.

 Hileras de Vetiver

2. Su crecimiento es rápido. En un plaza de 10 a 12 meses forma una barrera permanente, capaz de retener sedimento, hojarasca, etc. Bajo la superficie las raíces se impregnan en forma de cortina a la tierra.

3. No se vuelve maleza o planta invasora. Este planta es prácticamente estéril y, debido a que no produce estolones ni rizomas, no se convierte en un cultivo indeseado, solo forma macollas.

4. Es perenne y requiere de un mínimo de mantenimiento.

5. Se adapta a todo tipo de suelo, soporta salinidad y diversas condiciones de pH.

6. No necesita mucha agua. La planta es tanto xerófita como hidrófila, y una vez establecida puede resistir sequías, inundaciones y prolongadas períodos de anegamiento.

7. Vetiver no compite con las plantas para cuya protección se utiliza. Más bien, les favorece mediante las micorrizas que aportan nitrógeno al suelo.

8. Sobrevive los incendios. La corona se halla bajo la superficie, lo que le protege contra el fuego y el exceso de pastoreo. 

9. Es fácil de establecer como barrera y sencillo de mantener.

 

Limitaciones del Vetiver 

â–º Vetiver es una planta tropical, por tanto no se adapta a extremos de temperaturas y alturas. La planta no se desarrolla bien en temperaturas promedias bajo 18º C. Tampoco prospera sobre los 1500 metros sobre el nivel del mar (o sea, no es apta para la Sierra Ecuatoriana).

â–º Vetiver no se desarrolla en la sombra (como es el caso de cualquier tipo de gramínea).

â–º Vetiver tiene problemas para desarrollarse en suelos rojos / amarillos (que contienen hierro). Al momento de plantar se debe agregar materia orgánica (compost o biol) y mucha humedad.